Microemprendimiento de animación de fiestas

Contratar un payaso o animador de fiestas infantiles suele ser cada día más común. Esta es una oportunidad de emprender un negocio que aunque no lo creas deja mucho dinero si te vuelves popular.

Lo bueno:

  • Es un negocio que puede darte una entrada de dinero considerable.
  • Si eres bueno, los papás de los demás niños te recomendarán.
  • Te diviertes mientras trabajas.

Lo malo:

  • Si no tienes talento puede ser muy cuesta arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.